Magnetismo invisible

Obama en la Usina 3

Todos querían reflejarse en él en ese momento. Con un magnetismo sin igual. Parecía que el universo entero conspirara para que el intercambio con el público en el auditorio de la ciudad de Santa María sea profundo y total. El hecho que el interlocutor sea zurdo hacía que sus suaves y convincentes gesticulaciones devolviera a los concurrentes la imagen de un espejo al que miraban con fijación. Mientras tanto, en el mas profundo anonimato, nacía un niño hijo de inmigrantes en la maternidad pública de las afueras de la ciudad …

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s